Kazán
¡Bienvenidos a Kazán, joya del Volga y sede del Mundial de Rusia 2018!

Kazán es una de las ciudades más grandes de Rusia. Ubicada en la orilla izquierda del río Volga, esta urbe sorprende a sus visitantes por sus contrastes. Aquí conviven pacíficamente minaretes musulmanes y monasterios cristianos, antiguas ciudadelas y futuristas centros de investigación.


No es la primera vez que celebrará eventos deportivos de gran envergadura: Kazán ya acogió el 90 Campeonato Europeo de Halterofilia en 2011, la XXVII Universiada de Verano en 2013 y el XVI Campeonato Mundial de Natación en 2015. En 2017, albergó algunos encuentros de la Copa Confederaciones de la FIFA.
©Sputnik/Sergey Guneev/El Kremlin de Kazán
Existen al menos ocho versiones diferentes sobre el origen del nombre de Kazán.

La más popular cuenta que antes de construir la ciudad, sus futuros habitantes acudieron a un chamán, el cual les indicó que debían encontrar un lugar en donde el agua de un caldero enterrado en la tierra hirviera por sí sola. Eso fue precisamente lo que sucedió a orillas del lago Kabán, donde la acabaron fundando.

Según otra leyenda, el nombre de la ciudad de Kazán proviene del paisaje local, que recuerda a un caldero ('kazan', en tártaro).

El año de la fundación de Kazán es el 1005. De esta manera, cuenta ya con más de un milenio de antigüedad, algo que supone un motivo de orgullo para sus habitantes.

La localidad se ubica justo en la encrucijada de varias rutas comerciales que unen Oriente y Occidente.
En 1552 la urbe era la capital del Kanato de Kazán, hasta que fue tomada por Iván IV el Terrible. En honor a la victoria, en Moscú se levantó la Catedral de San Basilio.
1. ©Sputnik/Maksim Bogodvid/Vista de la catedral de San Pedro y San Pablo (al frente), la Torre Spásskaya de Kazán (en el centro) y la mezquita de Kul Sharif
2. ©Sputnik/Maksim Bogodvid/La mezquita de Apanai, monumento de la arquitectura tártara del siglo XIX
3. ©Sputnik/Roman Kruchinin/Centro de la Familia de Kazán
4. ©Sputnik/Roman Kruchinin/Vista (de derecha a izquierda) de la mezquita de Kul Sharif, la Torre Spásskaya del Kremlin de Kazán y la catedral de San Pedro y San Pablo
5. ©Sputnik/Maksim Bogodvid/Palacio del presidente de la república de Tartaristán en Kazán
6. ©Sputnik/Maksim Bogodvid/Museo nacional de la república de Tartaristán
En el siglo XVIII pasó a ser un importante foco educativo y cultural de la cuenca del Volga y ya para el siglo XIX se ganó el estatus de importante centro científico.

En el año 2005 celebró por todo lo alto su primer milenio. Para esa fecha se realizó la apertura del metro de Kazán y del puente Millennium.

La ciudad celebró en 2013 la XXVII Universiada de Verano, que resultó ser la más concurrida de la historia. Lucharon por las 351 medallas en 27 categorías deportivas 11.759 estudiantes de 162 países.
©Sputnik/Sergey Guneev/El Kremlin de Kazán
Qué ver en Kazán
El Kremlin de Kazán no es solo un símbolo de la ciudad, sino también un monumental complejo arquitectónico. Aquí se muestran las ruinas de la primera (siglos XII-XIII), segunda (XIV-XV) y tercera (XV-XVI) ciudadela, así como las del llamado Kremlin blanco.

Todo el complejo es Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.
©Sputnik/Maksim Bogodvid/Torre Siuyumbiké
En el territorio del Kremlin de Kazán se encuentra la Torre Siuyumbiké. Al igual que la Torre de Pisa, se trata de un campanario torcido, con una marcada inclinación hacia el noreste. La última revisión indicó que la desviación entre su punta y su eje vertical es de 1,98 metros.

La fecha exacta de la construcción de la torre se desconoce, al igual que la historia de su edificación.
©Sputnik/Maksim Bogodvid/La mezquita de Kul Sharif en Kazán
En el Kremlin de Kazán se ubica también una de las mezquitas más grandes de Europa, la Kul Sharif. Fue reconstruida en 2005 en el mismo lugar y con los mismos planos que su predecesora, destruida en el siglo XVI durante el asedio de la ciudad. En aquellos tiempos la mezquita era el centro religioso y cultural de toda la cuenca del Volga.

Su nombre hace referencia a su último imán —clérigo musulmán— que también fue el último defensor de Kazán.
La cúpula de Kul Sharif está decorada al estilo de la Corona de Kazán, el ornamento fabricado especialmente para Iván IV después de recibir el título de zar de Kazán.

La reconstrucción de Kul Sharif se realizó en el año 2005 en conmemoración del primer milenio de la fundación de la ciudad. Más de 40.000 ciudadanos realizaron donativos para su reconstrucción.
1. ©Sputnik/Maksim Bogodvid/Un niño observa la maqueta de la mezquita de Kul Sharif en el museo del Kremlin de Kazán
2. ©Sputnik/Konstantin Chalabov/La mezquita de Kul Sharif en Kazán
3. ©Sputnik/Maksim Bogodvid/El Corán impreso más grande del mundo creado expresamente por artesanos italianos para Tartaristán mide 1,5 por 2 metros, tiene 632 páginas y pesa 800 kilogramos
4. ©Sputnik/Maksim Bogodvid/Un Corán interactivo en la mezquita de Kul Sharif, en el museo del Kremlin de Kazán
La Catedral de San Pedro y San Pablo de Kazán fue construida en 1726 sobre una iglesia. Según cuenta la leyenda, su edificación se realizó con las donaciones de un mercader local. Años antes, el emperador Pedro I lo visitó y celebró con él su 50 aniversario. En honor a ese encuentro, decidieron levantar la catedral.

Al finalizar la obra, la catedral fue apodada por los lugareños como 'los jardines colgantes' de Kazán, debido a las abundantes placas de estuco que adornaban sus paredes. El edificio sobrevivió a numerosos incendios, aunque los fieles lograron salvar su principal tesoro: un iconostasio de madera de 25 metros y varios de sus iconos.

Una de las edificaciones de la historia más reciente de Kazán es el Palacio de los Agricultores. Actualmente es la sede regional del Ministerio de Agricultura de Rusia. El edificio está a pocos pasos del Kremlin de Kazán.
1. ©Sputnik/Roman Kruchinin/El Palacio de los Agricultores de Kazán
2. ©Sputnik/Maksim Bogodvid/La catedral de San Pablo y San Pedro de Kazán
3. ©Sputnik/Maksim Bogodvid/Centro de la Familia de Kazán
4. ©Sputnik/Maksim Bogodvid/El templo de Todas las Religiones
No menos atención merece el edificio del Centro de la Familia de Kazán, cuya forma hace referencia a la leyenda de la fundación de la ciudad.

El 'caldero', que simboliza la abundancia y la fertilidad, está adornado con leopardos y dragones alados. En su punto más elevado, a 32 metros de altura, hay un mirador con una hermosa vista de la ciudad.

A las afueras, en el pueblo de Stároye Arákchino, podrán encontrar una peculiar construcción: el Templo de Todas las Religiones, también conocido como el Centro Cultural Internacional de la Unidad Espiritual. En el conjunto arquitectónico pueden verse símbolos cristianos, musulmanes, judíos y budistas. No obstante, en sus templos no se celebran ceremonias religiosas. El autor concibió el lugar como un símbolo de la unidad de las religiones, las culturas y las civilizaciones.
©Sputnik/Maksim Bogodvid/Kazan Arena
Kazan Arena
El 29 de septiembre de 2012 se anunció que Kazán sería una de las sedes del Mundial de Rusia 2018. El Kazan Arena tiene una capacidad para 45.000 espectadores y su color y peculiar forma recuerdan a un acuífero visto desde el aire.

Aquí se celebraron en 2013 las ceremonias de apertura y clausura de la XXVII Universiada y, dos años más tarde, las del XVI Campeonato Mundial de Natación. Para este último evento su césped fue sustituido por dos enormes piscinas.

El estadio albergó en 2017 varios partidos de la fase de grupos de la Copa Confederaciones de la FIFA. Además, aquí tuvo lugar la semifinal disputada entre las selecciones de Portugal y Chile.

Aparte de encuentros deportivos, en el Kazan Arena se realizan todo tipo conciertos y actividades culturales.
©Sputnik/Vladimir Astapkovich/El Kazan Arena, desde dentro
Cómo llegar
En avión: el aeropuerto internacional de Kazán se ubica a 26 kilómetros de la ciudad y recibe vuelos procedentes de Asia y Europa. Un avión desde Moscú tarda menos de 2 horas en aterrizar y unas 3 horas desde San Petersburgo.

En tren: la ciudad cuenta con dos terminales a las que llegan trenes de toda Rusia. El trayecto entre Moscú a Kazán puede tardar unas 12 horas, mientras que desde San Petersburgo, poco más de un día.

En autobús: puede llegarse hasta Kazán en autobús desde Moscú en unas 15 horas y desde San Petersburgo en más de un día.

¡Importante!
Quienes hayan adquirido una entrada para algún encuentro del Mundial 2018 celebrado en la sede de Kazán podrán trasladarse a la ciudad de manera totalmente gratuita en los trenes habilitados especialmente para los aficionados. Para ello deberán presentar su FAN ID, la entrada para el partido y su documento nacional de identidad. Para más información, acudan a la página oficial en español.
Made on
Tilda