Nizhni Nóvgorod
¡Bienvenidos a Nizhni Nóvgorod, capital de la cuenca del Volga y sede del Mundial de Rusia 2018!
Nizhni Nóvgorod es una de las ciudades más antiguas de Rusia y fue fundada en 1221 por el príncipe Yuri Vsévolodovich en la confluencia de los ríos Volga y Oká. Originalmente fue un bastión en la frontera este de la antigua Rus.
Las leyendas populares cuentan lo siguiente:

Las leyendas populares cuantan que el gran príncipe navegaba por el río Volga y acampó en Diátlovi gori ('Las colinas de los pájaros carpinteros', en ruso). Allí se encontró con el pueblo mordvino venerando a sus dioses paganos. Entonces el gran príncipe ordenó a sus sirvientes entregar a los ancianos patriarcas mordvinos un barril de oro y otro de plata. Los patriarcas, en respuesta, le regalaron barriles con pan, miel y sal.

Pero los jóvenes mordvinos encargados del envío, agotados y hambrientos por el camino, se comieron los obsequios en el trayecto. Entonces, para que el gran príncipe no sospechara nada, llenaron los barriles de tierra y, al entregárselos, se fueron por donde habían venido.

El príncipe Yuri Vsévolodovich aceptó los obsequios con gran entusiasmo y dio las gracias a Dios "por entregar en mis manos la tierra mordvina", ya que, según él, los mordvinos le habían regalado sus territorios. Entonces, el príncipe siguió navegando por el río y en donde dejaba un puñado de tierra crecía una ciudad y donde ponía una pizca nacía un pueblo.

De ahí que en las tierras mordvinas se asentaran los rusos y en la confluencia de los ríos Volga y Oká se levantara Nizhni Nóvgorod, o 'Nueva Ciudad Baja', que hacía referencia a la capital del noroeste ruso, la ciudad de Nóvgorod o 'Nueva Ciudad'.
1. ©Sputnik/Reproducción de una postal de principios del siglo XX con la imagen de la feria de Nizhni Nóvgorod
2. ©Sputnik/El río Volga en la ciudad de Nizhni Nóvgorod
3. ©Sputnik/El primer vehículo motorizado ruso construido por los ingenieros Yákovlev y Freze en la Exposición industrial y artística de toda Rusia en Nizhni Nóvgorod, en 1896
Ya para el siglo XIX la ciudad recibió el sobrenombre de 'El bolsillo de Rusia', ya que se había convertido en un importante centro económico y comercial del país. En aquellos tiempos las ferias de Nizhni Nóvgorod tenían tal influencia en el comercio nacional que sus precios marcaban los costes para el resto del país.

La edificación del Gostini Dvor, el barrio de los mercaderes de la feria de Nizhni Nóvgorod, le fue encargada al arquitecto español Agustín de Betancourt, que se destacó con anterioridad por la construcción de las galerías Manezh de Moscú y más tarde encabezó los trabajos de edificación de la Catedral de San Isaac en San Petersburgo.

En la época soviética, de 1932 a 1990, la ciudad pasó a llamarse Gorki, en honor al célebre escritor Maxim Gorki.
©Sputnik/Roman Vladimirov/El monumento a Minin y Pozharski en la plaza de la Unidad Popular de Nizhni Nóvgorod
Qué ver en Nizhni Nóvgorod
El principal paseo de Nizhni Nóvgorod es la Bolshaya Pokróvskaya, o Pokróvka, como la llaman cariñosamente los lugareños. Es una calle peatonal que casi nunca se queda vacía. Día y noche los turistas caminan por sus calzadas, disfrutando de la belleza arquitectónica de sus edificios y adquiriendo suvenires y todo tipo de recuerdos. Los propios habitantes de la ciudad pasean a menudo en familia por el lugar.

En la calle Bolshaya Pokróvskaya se encuentra uno de los teatros más antiguos de Rusia: el Teatro Público Académico y Dramático de Nizhni Nóvgorod, que lleva el nombre de Maxim Gorki. Es el único del país en cuyo escenario se han interpretado todas las obras de Gorki y diferentes escenas de su prosa.

Una edificación muy peculiar ubicada en la Bolshaya Pokróvskaya es la sede del Banco Estatal del Imperio ruso. Construido en 1913 al estilo neorruso, hoy día alberga la sede regional del Banco Central de Rusia, aunque en días festivos abre sus puertas a visitas guiadas.
1. ©Sputnik/Varvara Gert'e/El edificio del Teatro Público Académico y Dramático de Nizhni Nóvgorod que lleva el nombre de Maxim Gorki
2. ©Sputnik/Varvara Gert'e/Monumento a Nikolái Dobroliúbov, publicista y crítico literario ruso
3. ©Sputnik/Yuriy Somov/Sede del Banco Estatal del Imperio ruso construido por el arquitecto Vladímir Pokrovski en 1913
La calle Pokrovka es conocida por sus numerosas esculturas. A la entrada les espera el guardia de la ciudad, invitándolos a pasear y disfrutar del casco histórico. En su camino se encontrarán con un fotógrafo, el limpiabotas, una dama cortejada por su caballero, una bella joven arreglándose frente al espejo, un portero abriéndoles paso, un cartero descansando sobre su bicicleta e incluso a un violinista en plena acción. Pero, quizá, la escultura más popular sea la de 'La cabra feliz'. Los lugareños afirman que si ustedes se encaraman sobre ella y les frotan los cuernos, se harán realidad todos sus deseos.

La calle Bolshaya Pokróvskaya une los principales lugares de interés y plazas del centro de Nizhni Nóvgorod.
1. ©Sputnik/Mikhail Beznosov/Estatua de un lector en Nizhni Nóvgorod
2. ©Sputnik/Mikhail Beznosov/Estatua de un panadero en Nizhni Nóvgorod
3. ©Sputnik/Varvara Gert'e/Escultura 'La cabra feliz' en Nizhni Nóvgorod
El Kremlin de Nizhni Nóvgorod es el patrimonio histórico más importante de la ciudad. Sus muros comenzaron a levantarse en el siglo XVI para proteger a los ciudadanos de las razias —incursiones— de los tártaros. Con 2 kilómetros de perímetro, fue fortificado con 13 torres, de las que solo se conservan 12.

Cuenta la leyenda que la torre Koromíslova ('de yugos para cubos', en ruso) recibió su nombre porque durante su construcción emparedaron en ella a la primera mujer que pasó por el lugar, una muchacha llamada Aliona que llevaba un yugo con cubos. De esta manera, según el relato, las paredes quedaban más fuertes.

También se rumorea que en algún lugar del Kremlin de Nizhni Nóvgorod se esconde la conocida biblioteca de Iván IV el Terrible. Aunque aún no hay pruebas de ello y la colección de libros del zar todavía no ha sido encontrada en este punto, los defensores de la teoría justifican el fracaso de todas las búsquedas por la complejidad del terreno y la proximidad de aguas subterráneas.
1. ©Sputnik/Oleg Zoloto/Vista del Kremlin de Nizhni Nóvgorod
2. ©Sputnik/Varvara Gert'e/La Catedral del Arcángel Miguel en el Kremlin de Nizhni Nóvgorod
3. ©Sputnik/Ekaterina Chesnokova/Una galería en los muros del Kremlin de Nizhni Nóvgorod
4. ©Sputnik/Ekaterina Chesnokova/Una torre del Kremlin de Nizhni Nóvgorod
5. ©Sputnik/Evgenya Novozhenina/La escalinata de Chkálov en Nizhni Nóvgorod
Desde el Kremlin de Nizhni Nóvgorod se puede descender al río Volga a través de la escalinata de Chkálov. Con 442 escalones de principio a fin y su forma de ocho, tiene varios miradores a diferentes alturas para poder observar las vistas del río más grande de Europa y descansar un poco antes de seguir con el camino.

La escalinata comenzó a construirse en 1943 en honor a la victoria soviética en la batalla de Stalingrado, actual Volgogrado.
©Sputnik/Konstantin Chalabov/El estadio de Nizhni Nóvgorod
Estadio de Nizhni Nóvgorod
El estadio de la ciudad de Nizhni Nóvgorod acogerá seis encuentros del Mundial de Rusia 2018, incluyendo un partido de octavos y uno de cuartos de final. El campo se encuentra en la confluencia de los ríos Volga y Oká, a la otra orilla del Kremlin.

Según el proyecto de los arquitectos, las formas del nuevo estadio recuerdan a la combinación de los dos elementos naturales principales de la ciudad: el agua y el viento. Su techo está hecho de paneles translúcidos de colores blanco y azul, los mismos que pueden verse en las gradas.

El estadio tiene capacidad para 45.000 personas. Después del campeonato, se convertirá en un recinto que acogerá todo tipo de actividades deportivas, conciertos y ferias.
©Sputnik/Alexey Filippov/El estadio de Nizhni Nóvgorod
Cómo llegar
En avión: el aeropuerto internacional Strigino de Nizhni Nóvgorod recibe vuelos de todos los rincones del mundo. Desde Moscú el viaje dura alrededor de una hora.

En tren: los trenes de alta velocidad 'Strizh' o 'Lástochka' procedentes de Moscú lo dejarán en el centro de Nizhni Nóvgorod en 3,5 horas. Un tren convencional hará el mismo recorrido en unas 7 horas.

En autobús: quizá sea la manera más económica pero también más larga de llegar a su destino. El trayecto en autobús desde la capital rusa rondará las 8 horas.

¡Importante!
Quienes hayan adquirido una entrada para algún encuentro del Mundial 2018 celebrado en la sede de Nizhni Nóvgorod podrán trasladarse a la ciudad de manera totalmente gratuita en los trenes habilitados especialmente para los aficionados. Para ello deberán presentar su FAN ID, la entrada para el partido y su documento nacional de identidad. Para más información, acudan a la página oficial en español.
Made on
Tilda