Saransk
¡Bienvenidos a Saransk, la capital de la república de Mordovia y la ciudad más pequeña de todas las sedes del Mundial 2018!
Lo que es hoy la ciudad de Saransk se fundó en 1641 como un fuerte ruso en la confluencia de los ríos Saranka e Insar.
En los siglos XVI-XVII, en el territorio de la actual Mordovia, fue construida una línea de fortificaciones para defender las entonces fronteras de Rusia, de las redadas que realizaban los nómadas del sur: los tártaros de Crimea, los nogayos y los baskires. A lo largo de esa línea se construyeron torreones, fuertes y ciudadelas.

Desde el momento de su fundación, Saransk jugó un papel clave en esa línea de fortificaciones. En la nueva ciudad se asentaron una gran cantidad de cosacos, arcabuceros y cañoneros que cuidaban de las fortalezas.

Hasta mediados del siglo XVII, cuando las fronteras rusas avanzaron hacia el sur, Saransk era considerado un importante centro fronterizo de Rusia.
Bajo la protección de la guarnición de Saransk, se realizaba la colonización y civilización de las actuales estepas del sur de Rusia.

Poco a poco, la ciudad perdió su valor defensivo, pero no dejó de estar en la línea de combate. En el año 1670, Saransk fue tomada por las tropas del célebre líder del levantamiento campesino, Stepán Razin. Un siglo más tarde, aquí acampó el ejército del cosaco e impostor ruso Yemelián Pugachov.
©Sputnik/Julia Chestnova/Monumento a los fundadores de Saransk
En 1785, la emperatriz Catalina II aprobó un nuevo plan de reconstrucción de la ciudad y fue entonces cuando Saransk tomó su forma actual, con barrios cuadrados, calles paralelas y perpendiculares. Entre los siglos XVII y XIX, la urbe era conocida por sus formidables ferias, donde los mercaderes del sur y del norte intercambiaban caballos, telas, porcelana, cristalería, entre otros.

A finales del siglo XIX a través de la ciudad de Saransk se trazó la línea férrea que unía a las ciudades de Moscú y Kazán. A pesar de eso, la ciudad no creció y aún hoy permanece como una tranquila localidad provincial.

En junio de 2018, esta tranquila y pequeña ciudad será sede de uno de los eventos más relevantes del acontecer internacional. Aquí tendrán lugar varios partidos de la fase de grupos del Mundial 2018.
©Sputnik/Julia Chestnova/Vista al centro de la ciudad desde la noria del parque de atracciones de Saransk
Qué ver en Saransk
Uno de los pocos monumentos preservados de la capital de Mordovia es la Iglesia de Juan el Apóstol. Construida en el siglo XVII, es una perfecta muestra del estilo rococó moscovita, como denominan a ese peculiar estilo arquitectónico. Durante mucho tiempo, esta fue la única iglesia de la que disponían los fieles de la ciudad. En el año 2006, después de 15 años de construcción, finalmente abrió la catedral de San Fiódor Ushakov.
©Sputnik/Julia Chestnova/La iglesia de Juan el Apóstol en Saransk
Fiódor Ushakov fue un almirante ruso, comandante de la flota del mar Negro entre 1790 y 1792 y de la escuadra del mar Mediterráneo entre 1798 y 1800. Es considerado como el santo patrón de Saransk por los propios habitantes.

Durante su campaña mediterránea de 1798-1800, Ushakov participó en la liberación de la isla de Corfú de la ocupación francesa. De esta manera se culminó la liberación de las islas Jónicas, lo que concluyó en la creación de la República de las Siete Islas, que fue el primer Estado soberano griego. Más tarde se integraría la Grecia moderna. Fiódor Ushakov vivió sus últimos días y murió en las tierras de Mordovia.

El almirante fue canonizado por la Iglesia Ortodoxa en el año 2001 y, cinco años más tarde, culminó la construcción de la catedral que hoy lleva su nombre. En su cúpula principal se encuentra un mirador desde el cual se abre una espectacular vista a la ciudad y sus alrededores.
1. ©Sputnik/Julia Chestnova/La catedral de San Fiódor Ushakov en Saransk
2. ©Sputnik/Vladimir Vyatkin/La decoración de la catedral de San Fiódor Ushakov en Saransk
3. ©Sputnik/Julia Chestnova/El monumento al almirante Fiódor Ushakov y la catedral de San Fiódor Ushakov en Saransk
Cerca de la catedral, en la Plaza de la Victoria, se encuentra el Museo Conmemorativo de la Gran Guerra Patria —cómo se le llama en Rusia a las batallas contra la Alemania nazi en el marco de la Segunda Guerra Mundial—. Aquí podrá observar el monumento a los combatientes caídos, el fuego eterno y el obelisco a los soldados soviéticos que huyeron de un campo de concentración en una nave Heinkel He 111 robada.

En el centro de Saransk se encuentra el Museo Republicano de Artes Plásticas que lleva el nombre de Stepán Erzia. Aquí se expone la mayor colección de trabajos del escultor que trabajó con bronce, mármol y madera maciza.
1. ©Sputnik/Vladimir Vyatkin/La plaza de la Victoria en el centro de Saransk
2. ©Sputnik/Julia Chestnova/El Museo Conmemorativo de los Logros Militares y Laborales en Saransk
3. ©Sputnik/Igor Ageyenko/Iglesia de San Alejandro Nevski en la plaza de la Victoria de Saransk
4. ©Sputnik/Julia Chestnova/Monumento a los combatientes de Mordovia caídos durante la Gran Guerra Patria
Una de las cosas más peculiares que podrá hacer en Saransk es acercarse a la tradición y las costumbres de los pueblos urálicos: los erzya y los moksha.

No muy lejos de Saransk podrá visitar varios pueblos. Allí, sus habitantes aún preservan las costumbres de sus antepasados, visten sus atuendos tradicionales y realizan rituales, muchos de los cuales tienen raíces ancestrales paganas.
©Sputnik/Konstantin Chalabov/Mordovia Arena
Mordovia Arena
En verano de 2018, Saransk formará parte de la fiesta del deporte. El espectacular Mordovia Arena será sede de varios de los partidos de la fase de grupos del Mundial 2018.

El estadio se ubica no muy lejos del centro de la ciudad, a orillas del río Insar. Su apariencia recuerda al símbolo de la república de Mordovia: un sol de color rojo.

Durante el torneo de fútbol, el Mordovia Arena recibirá a 45.000 espectadores de todo el mundo. Una vez concluya el campeonato, pasará a manos del equipo de futbol local, el FC Mordovia Saransk.
©Sputnik/Konstantin Chalabov/Mordovia Arena
Cómo llegar
En avión: el aeropuerto de Saransk está a ocho kilómetros del centro. El tiempo de vuelo desde Moscú ronda las dos horas.

En tren: la Terminal Central se encuentra justo en el centro de la ciudad. Diariamente salen desde Moscú en dirección a Saransk trenes de diferentes categorías. El tiempo aproximado de llegada ronda las nueve horas.

Desde San Petersburgo podrá tomar trenes de larga distancia en dirección a Samara, Ufá o Toliatti. Lo dejarán en Saransk en unas 30 horas.

Desde otras ciudades rusas que albergarán los partidos del Mundial 2018, arribar a Saransk les tomará entre seis horas, desde Nizhni Nóvgorod, hasta 40 horas, desde Sochi.

¡Importante!
Quienes hayan adquirido una entrada para algún encuentro del Mundial 2018 celebrado en la sede de Saransk podrán trasladarse a la ciudad de manera totalmente gratuita en los trenes habilitados especialmente para los aficionados. Para ello deberán presentar su FAN ID, la entrada para el partido y su documento nacional de identidad. Para más información, acudan a la página oficial en español.
Made on
Tilda