Rostov del Don
¡Bienvenidos a Rostov del Don, capital del sur de Rusia y sede del Mundial 2018!
La ciudad de Rostov del Don fue fundada en 1749 en la orilla norte del río Don, a 46 kilómetros de su desembocadura en el mar de Azov. Inicialmente, aquí se levantó una aduana, pero más tarde, en 1760, comenzó la construcción de la fortaleza de Demetrio de Rostov —cuyo nombre hace referencia al metropolita de Rostov— para defender la frontera sur de Rusia.
En su corta vida, Rostov del Don pasó de ser un pueblo fronterizo a una urbe de millones de habitantes. Popularmente se la denomina la capital del sur, la capital del Don, la ciudad de las cosechadoras o Rostov-papá —en referencia a una conocida canción rusa—.

En Rostov, más que en ningún otro lugar de Rusia, se pueden apreciar las tradiciones cosacas, una gran comunidad militar que se remonta al siglo XVI. Los asentamientos alrededor de Rostov del Don se conocen como stanitsa, un nombre que sirve para designar pueblos y destacamentos militares cosacos. En la ciudad se celebran numerosas actividades relacionadas con la cultura cosaca, lo que incluye demostraciones hípicas y acrobáticas en las que los cosacos demuestran sus habilidades y su valentía para mayor gloria de su stanitsa.
©Sputnik/Aleksandr Pogotov/Templo del Icono de la Divina Madre de Dios de Kazán en el parque Druzhba de Rostov del Don
Qué ver en Rostov del Don
El puente Voroshílov que atraviesa el río Don es uno de los principales símbolos de la ciudad. Construido en 1965, se puede atravesar a pie o en auto y ofrece una hermosa vista del río y de la localidad, especialmente al amanecer o durante el ocaso.

Llama también la atención la calle central: Bolshaya Sadóvaya. Ahí se ubica la Alcaldía y otros edificios históricos.
1. ©Sputnik/V. Kozlov/El puente Voroshílov sobre el río Don
2. ©Sputnik/Anton Denisov/Vista del río Don desde Rostov del Don
Rostov del Don es conocido principalmente por sus tradiciones cosacas. Podrá conocer más sobre esta comunidad de guerreros en el Centro Cultural la Guardia Cosaca del Don. Su exposición está compuesta por cientos de objetos relacionados con los cosacos y recopilados por los lugareños desde hace 25 años.

Y los amantes de las artes plásticas pueden visitar el Museo Regional de Bellas Artes de Rostov, que exhibe más de 6.000 pinturas, esculturas y objetos artesanales. Aquí se exponen trabajos de los paisajistas Iván Shishkin e Isaak Levitán, del retratista Víktor Vasnetsov y de muchos otros pintores rusos. Además, pueden contemplarse también trabajos de artistas europeos, holandeses e incluso obras del taller del gran Rubens.
©Sputnik/Konstantin Chalabov/Cosacos en la stanitsa de Starocherkask, en la región de Rostov
Otro atractivo cultural es la Catedral de la Natividad de la Santísima Virgen María. El edificio constituye un notable ejemplo de la arquitectura neobizantina. Construida inicialmente en 1860, se quedó en ruinas a causa de las inclemencias meteorológicas y por el abandono en la época soviética. No fue hasta 1999 cuando terminó de restaurarse su campanario y volvió a ser abierta al público.
1. ©Sputnik/Sergey Venyavsky/Monumento de la tachanka de Budionni en la entrada sur de la ciudad de Rostov del Don
2. ©Sputnik/Sergey Venyavsky/Vista de la catedral y el campanario de la Natividad de la Santísima Virgen María desde la orilla sur del río Don
A los amantes de la historia les gustará visitar el monumento a la tachanka de Budionni —un vehículo tirado por caballos y armado con una ametralladora que se usó durante la Guerra Civil rusa—. El monolito de 15 metros en su honor se ubica en la entrada sur de la ciudad y está dedicado al 60 aniversario de la Revolución de octubre.
©Sputnik/Irina Belova/El Rostov Arena en la ciudad de Rostov del Don
Rostov Arena
El Rostov Arena tiene capacidad para 45.000 espectadores. Desde la tribuna norte se puede disfrutar de unas hermosas vistas del río Don y desde el sur de las estepas cosacas. El estadio tiene una fachada peculiar que imita un mosaico acristalado.

En el Rostov Arena se celebrarán los partidos de la fase de grupos y uno de los de octavos de final. Los encuentros tendrán lugar los días 17, 20, 23, 26 de junio y el 2 de julio de 2018.

Desde noviembre de 2017 el Rostov FC viene celebrando sus partidos en el Rostov Arena.
©Sputnik/Alexey Filippov/El Rostov Arena en la ciudad de Rostov del Don
Cómo llegar
En avión: salen varios vuelos diarios desde Moscú a Rostov del Don. El trayecto dura alrededor de 2 horas.

En tren: de Moscú a Rostov del Don parten diariamente diversos trenes. El trayecto puede durar entre 15 y 25 horas. Entre los más rápidos están los trenes Kavkaz, los Premium o los Tiji Don. Todos parten de la estación Kazánskaya de Moscú.

En autobús: los amantes de los viajes por carretera podrán tomar un autobús en las estaciones Oréjovo y Konsomólskaya de Moscú. La ruta completa le tomará unas 16 o 17 horas.

¡Importante!
Quienes hayan adquirido una entrada para algún encuentro del Mundial 2018 celebrado en la sede de Rostov del Don podrán trasladarse a la ciudad de manera totalmente gratuita en los trenes habilitados especialmente para los aficionados. Para ello deberán presentar su FAN ID, la entrada para el partido y su documento nacional de identidad. Para más información, acudan a la página oficial en español.
Made on
Tilda